27/03/2005

ECUADOR: GOLPES Y GOLPISTAS "DEMOCRATICOS" A LA CARTA ?.Este artículo fue escrito el 29 de Abril del 2004, para "ECHAPALANTE"

ECUADOR: GOLPES Y GOLPISTAS "DEMOCRATICOS" A LA CARTA ?. I. Parte.
Perdón, Primer "intento" de golpe….. D e las crisis sociales y políticas, aunque no sean decisivas, quizá lo más positivo radica en que las supuestas "estrategias", las dobles intenciones y las triquiñuelas personales y de grupo salen a superficie. Los personajes se desenmascaran y descubiertos desnudos se muestran como salidos por la "puerta secreta" de un "museo de cera".A pesar de su corta duración, estas crisis pueden beneficiar a amplios sectores de la población que una vez más pueden identificar " in fraganti " a los "titiriteros" de los juegos de artificio electorales, "democráticos" (ejecutivo-parlamento-justicia), a los verdugos de esta "democracia".Los verdaderos responsables de la crisis intentan esconder las manos, a pesar de ser los atracadores son los primeros en salir gritando: "cojan al ladrón…!". O simplemente: "cuidado con los golpistas", eliminen a los "terroristas".1).- El "coronel" Lucio Gutiérrez, acaso un "agente" de la CIA que logró infiltrarse gracias a un "golpe" sorpresa a la "ingenuidad" y al "inmediatismo" de ciertos dirigentes especialmente de Pachakutik-NP, para destruir las Organizaciones populares o por lo menos dividirlas, a través del rumor, la guerra psicológica de la amenaza, los atentados, la siembra de sospechas sobre la honestidad de sus objetivos y su lucha? Su gobierno, su partido-familia "Sociedad Patriótica", solamente con el apoyo de las Organizaciones alternativas ecuatorianas: la Confederación de Organizaciones Indígenas del Ecuador (CONAIE), el Movimiento Popular Democrático (MPD) y el Movimiento Pachakutik-NP, logró transformarse de la nada en un balón artificial inflado, en un "partido político" que entraba por la ventana o la chiminea de ocasión en la escena política del país. Para muchos ecuatorianos que no fuimos escuchados en su momento, el "coronel" Gutiérrez ya había traicionado una primera vez al Movimiento social ecuatoriano el 21 de Enero del 2000, desgraciadamente algunos dirigentes inmediatistas lo tomaron como "héroe" y así lo presentaron y se presentó ante las multitudes de ecuatorianos pobres. Una segunda traición era más fácil para el "coronel". Necesitaba la "certificación" de Washington para ser candidato presidencial. Los "acuerdos" de Washington, en Febrero del 2003, cuando se reunió " a solas" con el presidente Bush, no fueron sino la formalización de su juego de aspirar a ser "el mejor aliado" de la politica exterior del Emperador y de su imperio: la "guerra preventiva" y sus derivaciones regionales como los Planes: Colombia, Patriota, Ecuador, la Iniciativa Andina. A nivel de pais nos obligó a los ecuatorianos a ser tratados como las "alfombras" de los organismos internacionales. Definitivamente dejó de lado al verdadero Pueblo ecuatoriano que lo eligió y se comprometió a formar una nueva "mayoría" oligárquica.Sociedad Patriótica, su partido, con el oportunismo y arrogancia de la cùpula rápidamente desarrolló el "abecedario" de la corrupción y el nepotismo como instrumentos ùtiles de su "estrategia" de permanecer largo tiempo en el poder: reformas a la Constitución como el sufragio a la institución armada, reelección y control con militares de servicio activo y en retiro de espacios estratégicos del Estado. Los mandos estratégicos otorgados a una cuarentena de coroneles de su promoción disparó las preocupaciones de la Oligarquía, el real poder "fáctico" del país.Su "padrino" norteamericano empezó a desconfiar de la capacidad de su "delfín" Gutiérrez, pero fundamentalmente el "fantasma" de la caida de Sánchez de Losada (Bolivia), el desgaste de Alejandro Toledo (Perù) sumado a la agitación social y sobre todo el temor a que un vacío de poder pudiera provocar una insurrección en las masas ecuatorianas, sembró de dudas la gestión del "coronel".Para controlar y dividir a la Oposición sacó de la manga la carta de Antonio Vargas, ex dirigente de la CONAIE (protagonista como el "coronel" de los hechos del 21 de Enero del 2000). Como no era suficiente dispuso que dos de sus cartas restantes se convirtieran en rumores a lo largo de los pasillos del poder: un inminente autogolpe, sostenido por las Fuerzas armadas y de policía y la segunda, ahora sí, la conformación de un gobierno de "unidad nacional", donde todos los sectores debían deponer sus intereses. Por supuesto, sólo los sectores "peligrosos": los sectores populares. 2.- Después de la "ruptura" tardía de las Organizaciones alternativas ecuatorianas, el "coronel" y su partido PSP comenzó(cogobernó desde un principio y en la oscuridad) a co-gobernar abiertamente con los "3 jinetes de la Apocalipsis": partido Social Cristiano (PSC) de León Febrescordero, partido Roldosista Ecuatoriano (PRE) de Abdalá Bucaram y el partido Renovación Institucional Alianza Nacional (PRIAN) de Alvaro Noboa. Después de su "luna de miel" comenzaron las desaveniencias, las escaramuzas, las rupturas, sus batallas con sus victorias y derrotas. Todos jugaban a la "oposición crítica" pero co-gobernaban. Juego parecido al de la Institución armada y el gobierno que dicen mantener la "soberanía" con el Plan Colombia-Patriota, cuando en realidad son meros ejecutores de las estrategias del Comando Sur norteamericano. Todo era "lógico", los tres partidos oligárquicos necesitaban un "breve parentesis" para reencaucharse de los atracos escandalosos de sus protegidos en especial Abdalá Bucaram y Yamil Mahuad, derrocados por la gran movilización y combatividad del verdadero Pueblo ecuatoriano. Los períodos relativamente cortos de Fabián Alarcón y de Gustavo Noboa repitieron la misma historia de corrupción y traición a los intereses populares. Este gigantesco desprestigio les imponía una estrategia que les permitiera "hacer olvidar" a los responsables, pero debían asegurarse antes que nada de la "docilidad" de un sucesor, vía Washington. De allí que una de las "pruebas de fuego" impuesta al "coronel" en los acuerdos de Washington de febrero del 2003 haya sido justamente la ruptura con las Organizaciones populares y la inmediata división y desarticulación de las mismas. En el fondo, los tres partidos han desarrollado contra el gobierno una estrategia de desgaste y ya quisieran provocar su naufragio. Detrás de todo asesoramiento, crítica y condena, los tres partidos como "equilibristas de circo" le han dado palmaditas "democráticas" al "coronel" y a su círculo a fín de resaltar aún más la ineptitud como gobernantes.En la presente crisis, los tres "coincidían" en que el derrocamiento del "coronel" debía ser a través de un "golpe constitucional", siempre y cuando se presenten causales suficientes, es decir a través de la intervención directa del Parlamento. Claro está que el gran justificativo esperaban recibirlo de parte de la agitación popular a nivel nacional. Necesitaban otra vez del descontento de los ecuatorianos, con la condición de que no revasara "temperaturas manejables". Porqué siempre tiene que ser la CONAIE y las Organizaciones Populares las que pongan los muertos, heridos y detenidos, porqué los Partidos Oligárquicos, incluidos la I. Democrática no moviliza su militancia? Acaso no son los partidos "mayoritarios del Ecuador? Pero esta opción tenía sus problemas, pues no todos estaban de acuerdo que el Vice-presidente (personaje que se mantiene en la cuerda floja) asumiera la presidencia, ya que se lo consideraba "de la misma yunta". Ni siquiera estaban de acuerdo en nombrar al titular del Parlamento (otra salida institucional), pues su presidente era un militante de la Izquierda Democratica, adversario coyuntural de los partidos oligárquicos, a pesar de sus conexiones.Los "tres Jinetes"( PRE-PRIAN yPSC) tenían sus agendas cargadas para sus consultas, intentaban preveer todo para evitar sorpresas. Buscaban una "personalidad independiente", con todos los atributos que les encanta "proclamar" a estos partidos.Mas claro estaba lo inaceptable para dichos partidos: un gobierno popular o simplemente que se diera una "excesiva" representación del Pueblo, la clausura del Parlamento, los organismos de la justicia y los partidos políticos para dar paso a una Asamblea Constituyente conformada por las Organizaciones populares y la Sociedad Civil, una nueva Carta política o Constitución. Tampoco les agradaba una convocatoria inmediata a elecciones , en el fragor de las movilizaciones.3.- Para la Izquierda Democrática (ID), como la Democracia Popular (DP), partidos tildados de "centro", pero que desde hace mucho tiempo dejaron de serlo, los "hijos pródigos" regresaron o regresan a "regañadientes" a su casa materna: la Oligarquía y su lucha en el presente período es por su reacomodo en el nuevo espectro político del país, o quizá pura sobrevivencia o simplemente la aceptación estoica de su desaparición.Igualmente los dos partidos ya fueron gobierno. La Democracia Popular con Oswaldo Hurtado, Yamil Mahuad y Gustavo Noboa demostraron claramente que no eran de Centro. La sucretización de la deuda por parte de O. Hurtado, el salvataje y el "corralito" bancarios de Mahuad se constituyeron en los obsequios "gansteriles" que gobierno alguno haya propiciado anteriormente. La doloarización y el continuismo neo-liberal caracterizó el gobierno de Noboa.La Izquierda Democrática, también fué gobierno , su "gradualismo neo-liberal todavía lo recordamos como la "muerte lenta" en tiempo de "democracia". En materia de derechos humanos hubo una mejoría temporal que no fué más allá de los "acuerdos de paz" con la insurgencia ecuatoriana en franca derrota y descomposición.Juntos, Democracia Popular e Izquerda Democrática perdieron la ocasión de constituir gobiernos progresistas, sus enraizamientos con sectores oligárquicos acentuaron su imposibilidad. Cuando tuvieron la posibilidad de beneficiar a las Nacionalidades Indías de la Amazonía con el reconocimiento de su legitima propiedad ancestral, las hicieron de lado, obedeciendo a los intereses de las transnacionales petroleras. No solamente que se apropiaron de una supuesta "zona de seguridad" (frontera con el Perù) 200Km2, sino que trampearon a los Pueblos Indios, a sus dirigencias con el viejo sofisma que los pueblos son dueños de su territorio, pero no del subsuelo. Las consecuencias funestas de esta demagogia la sufren hasta nuestros días, debido a la brutal agresividad de las petroleras y de las fuerzas armadas y de policia ecuatorianas que las protegen, también actualmente con la venia del "coronel" Gutiérrez.Igualmente, son dos partidos sin figuras, sin estrategia y programa definidos, están en franca decadencia sus principios "centristas" fundadores . Los dos "ex-centristas" quisieron y quieren también un "golpe constitucional" contra el "coronel", pero quieren quedar con las "manos limpias", no aventuran más allá de un cambio de personas. Para no quedarse solos intentaban e intentan plegarse a una política de movilización popular, pero como siempre controlada por la "razón democrática". Hasta aquí, las propuestas no presentan ningùn cambio de fondo, seguimos dentro de la "cosmética democrática". 4.- Parecería que los "recalentamientos" personal-partidario del partido del "coronel" (p. Sociedad patriótica) y los Social cristianos radicalizaron posiciones y enfrenta estrategias. Aunque quisieran disminuir la gravedad de los hechos, no pueden negarse los deseos explícitos de ciertos sectores oligárquicos y sus partidos interesados en presionar la salida del "coronel" Gutiérrez. Por otro lado es claro que las Organizaciones alternativas, especialmente la Confederación de Organizaciones Indias (CONAIE), Pachakutik-NP y el Movimiento Popular Democrático( MPD) con sus respectivas organizaciones intentan deslindarse de todo proyecto golpista "constitucional oligárquico" contra el "coronel".Estas Organizacionees han constituido un Frente de Oposición, de Masas que se ha venido configurando contra la traición del presidente Gutiérrez al Pueblo ecuatoriano. Tiene una propuesta de "golpe popular" que permita la formación de un gobierno soberano e independiente de las fuerzas oligárquicas y de la subordinación a la estrategia norteamericana.La gran pregunta que se hacían las bases de las Organizaciones popular era sobre si realmente habían las condiciones y la capacidad para hacerlo. Es decir sobre la capacidad de cambiar los "cimientos" mismos de esta "democracia oligárquica", en crisis pero aùn vigente. Los ùltimos estudios confirmaban con creces la decadencia de estas democracias: el Informe Andes 2020 de la Comisión del Ministerio de Relaciones Exteriores Americano ( Council on Foreing Relations ) que sostiene que de no darse cambios en la concepción de las élites, las repùblicas, especialmente andinas, pasarán a la categoría de "estados fallidos". Igualmente el ùltimo estudio-investigación de la ONU sobre la Democracia en A. Latina, presentado a principios de Abril, también confirma el cautiverio de las "domocracias" por parte de los "poderes fácticos".Por desgracia, no son suficientes estas condiciones , es necesario ir más allá, tener la organización suficiente para evitar repetir la historia de los derrocamientos que acaban siendo parte del continuismo "constitucional" de la democracia oligárquica que nos gobierna. Las dirigencias deben preveer que no se trata de estimular y emocionar al Pueblo, se trata de conducirlo de manera eficaz, a la segura, no a la aventura. Este movimiento debe ser no solamente del Frente de oposición a Gutiérrez, debería reunir a la mayoría de los ecuatorianos.Las Fuerzas Armadas ecuatorianas se han constituido en este momento en la ùnica base de apoyo del "coronel", más cuando las brigadas más poderosas del país están bajo los mandos de su promoción. Este escenario fundamental debe tomarse en cuenta para toda posible transformación política.Se entiende que las Fuerzas Populares intenten calibrar al poder oligárquico, sus partidos y sus sectores de masas que podrían ser convocados bajo consignas movilizadoras como el "regionalismo". Esta capacidad de iniciativa de ir al encuentro de las estrategias del adversario exige una preparación exhaustiva, para evitar "sorpresas".Las dirigencias populares deben calibrar sin falsos optimismos la real capacidad de sus respectivos sectores. Igualmente las condiciones y capacidad de represión para poder marchar conservando las fuerzas y la organización.Cuál es la propuesta para ir más allá? Es el momento de exigir en política exterior acciones concretas de soberanía nacional: suspensión de los acuerdos que concedieron el visto bueno para la construcción de la base (FOP) norteamericana en Manta, posición clara de independencia ante el Plan Colombia y Patriota que hasta aquí ha significado subordinación vergonzante a la estrategia de Washington, rechazo al plan neocolonial impuesto a través del ALCA y el Tratado de Libre Comercio, por otro programa regional con mayor equidad y soberanía?.Habría llegado la hora de exigir una redistribución de la riqueza, de exigir un cambio radical en la estructura de tenencia de la tierra. De igual modo de parar la ola de concesiones petroleras y privatizaciones impuestas por el Fondo Monetario Internacional y demás organismos con la complicidad del gobierno del "coronel" y los circulos de la élite ecuatoriana?.La necesidad de una nueva Constitución fuera de los partidos políticos, para dar una verdadera oportunidad a un nuevo ordenamiento de la sociedad, basado en verdaderos principios de "equidad" que permitan establecer condiciónes mínimas para comenzar a balbucear la palabra "democracia".La bùsqueda de una verdadera descentralización sustentada por la participación activa de la población, dejando de lado las intenciones de los partidos tradicionales oligárquicos de establecer verdaderas "sucursales" a nivel local, provincial, regional y nacional.La presente coyuntura de agitación quizá sea una medida para recuperar espacios, para reportarse a las bases en términos autocríticos, para objetivizar la correlación de fuerzas propias y las del adversario. Talvéz para futuros procesos donde si será posible llevar a la realidad los sueños de transformación de los ecuatorianos.Mientras tanto, con el apoyo de Washington y la presencia de Powels, (reunión de la OEA en Quito) el "coronel" se transformó. Ahora es el "gladiador-guardián" severo de la "democracia oligárquica". Siente el "perdón" de la Bushocracia y el entusiasmo de la pro-consul del imperio. Por otro lado, los "leones" regresan a sus cuarteles de invierno con el rabo entre las piernas, los "locos" se vuelven "cuerdos" en sus manicomios dorados, la nueva generación de magnates bananeros siguen soñando en hacer a su "medida" una "democracia bananera". Los tirones y halones decisivos se aplazan para otra "oportunidad".Como siempre, también los partidos de "centro" se hacen eco del "carajazo" del Emperador a travéz de la "procónsul". El Parlamento, los bloques parlamentarios entran en un período de "cordura" hasta el próximo "golpe" a la carta, a la "ecuatoriana". Tendrán mucho que perder si intentan desestabilizar nuevamente al "protegido coronel"?. 1

16:05 Écrit par Jos | Lien permanent | Commentaires (0) |  Facebook |

Les commentaires sont fermés.